Encierro Solar

Códice Oaxaca.

Del cuerpo al tiempo

Arte de proceso

Última hora de la obra de arte de proceso

Sábado 30 de mayo de 19:00- 20:00 hrs

Transmisión en vio por:

https://www.youtube.com/channel/UC5auiXOM68rFSZ6ETA1ZP_g

Español / English

Como parte del proyecto

Corpología de la Resiliencia Performativa

Arte de proceso

facebook: @MACOoaxaca YouTube: MACO Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca: https://www.youtube.com/channel/UC5auiXOM68rFSZ6ETA1ZP_g

Esta obra de arte de proceso concierne a la vivencia y transformación del tiempo y espacio en el ámbito físico, psicológico y artístico, más en estos días de amenazas invisibles, incertidumbre y encierro. Sin un tema específico a tratar, quisiera atravesar estos días cruciales en el desarrollo de la pandemia (Covid-19) en México, comprometiéndome con una labor de meditación activa, analítica y re-significante. Pretendo generar un proceso de deconstrucción y reconstrucción física y simbólica de materiales y elementos significativos para mí, y, muy posiblemente, abiertos y generosos hacia la percepción y apertura psíquica de otros individuos.

Antes de la pandemia mundial del Covid-19 había decidido realizar 20 días de proceso performativo evocando un mes del año solar en la rueda del tiempo de los pueblos indígenas mesoamericanos; una forma de medir el tiempo terrenal-cósmico que dejó de existir a partir de la conquista española. Un evento violentamente fundador de otra identidad cultural: la de los mexicanos que, por ese y muchos otros devenires, hemos venido a ser los mexicanos de hoy. No es sólo un pretexto para introducir una reflexión sobre la matrix del tiempo humano, sino es también mi apuesta por crear un tiempo fuera de la corriente del tiempo que recrea nuestra identidad identificando hábitos arraigados, en un sistema de valores y una visión del mundo decadentes, obsoletos y quizás hasta perjudiciales. Explorar el vasto territorio inconsciente que somos nosotros mismos a través del arte podría aportarnos una nueva mirada al mundo allá afuera. Y mi esperanza, es hacer surgir soluciones concretas para nosotros mismos.

Sin quererlo, vengo a sincronizar esta obra con el nuevo plazo de la contingencia en México, en su etapa más virulenta. Las coordenadas de mi obra son muy sencillas: aquí y ahora. La obra se estructura en la inmediatez y fluidez del tiempo presente donde pueden discurrir todo tipo de factores reales físicos, en el contexto más inmediato y en otros más envolventes. Todo esto tiene el potencial de devenir en una constelación de eventos de donde puedan emerger nuevos fundamentos de una conciencia que construye tiempo.

El arte de proceso aspira a ser obra mutante y resignificante: poesía viva. Será de larga duración para que tenga un impacto distendido y sutil en mi conciencia y en la conciencia del espectador, testigo o viviente de la obra. Sin embargo, en esta ocasión, la distancia, la Susana distancia, me impone un reto que desafía el aspecto, para mí, más importante del arte acción: la vivencia directa de la obra con los observadores. La transmisión en línea (internet) de esta pieza es, a la vez, reto y aventura, y podría ser horizonte o espejismo.

Esta obra, como proceso, no puede contemplar resultados, pero sé que al final se desplegará como una cartografía emergente de un diálogo conmigo misma en la latitud de varios intereses, emociones, visiones y soluciones. Creo que se producirán sorpresas, revelaciones y descubrimientos para mí misma que al final se desplegarán en un campo de vestigios de lo que fue.

Por otro lado, he decidido trabajar con materiales muy cercanos a mi mundo de símbolos y de referencias del arte, la cultura, la historia y los sueños. Así, las flores, el agua y el fuego serán la materia prima que convoque un hacer diferente en un encierro de 210 horas. Pero trataré de ejercitar de forma abierta y nueva lo que he venido haciendo desde hace más de 25 años en la intimidad: escribir para mí misma. Quiero hacer de esta construcción de tiempo, un tiempo de inmersión en lo que nunca he hecho y quizás en algo desconocido de mí misma.

Documentación Elvira Santamaría

Día 1/20 (20 horas de proceso solar)

Día 2/20 (19 horas de proceso solar)

Día 3/20 (18 horas de proceso solar)

Día 4/20 (17 horas de proceso solar)

Día 5/20 (16 horas de proceso solar)

En construcción/ In construction

Día 6/20 (15 horas de proceso solar)

Día 7/20 (14 horas de proceso solar)

Día 8/20 (13 horas de proceso solar)

Documentación en construcción

Día 9/20 (12 horas de proceso solar)

Día 10/20 (11 horas de proceso solar)

Día 11/20 (10 horas de proceso solar)

Día 12/20 (19 horas de proceso solar)

Día 13/20 (8 horas de proceso solar)

Día 14/20 (7 horas de proceso solar)

Día 15/20 (6 horas de proceso solar)

Día 16/20 (5 horas de proceso solar)

Día 17/20 (4 horas de proceso solar)

Día 18/20 (3 horas de proceso solar)

Día 19/20 (2 horas de proceso solar)

Día 20/20 (1 horas de proceso solar)

As part of the project

Corpology of Performative Resilience

Supported by the National System of Art Creators

Process Art proposal is presented

Solar Enclosure, Oaxaca Codex

From the body to time

by

Elvira Santamaría

20 days / 210 hours

May 11-30

This work of art of process concerns the experience and transformation of time and space in the physical, psychological and artistic fields, more these days of invisible threats, uncertainty and confinement. Without a specific topic to deal with, I would like to go through these crucial days in the development of the pandemic (Covid-19) in Mexico, committing myself to an active, analytical and significant work of meditation. I intend to generate a process of deconstruction and physical and symbolic reconstruction of materials and elements significant to me, and, quite possibly, open and generous towards the perception and psychic openness of other individuals.

Before the world pandemic of Covid-19, he had decided to carry out 20 days of performative process, evoking a month of the solar year on the wheel of time of the Mesoamerican indigenous peoples; a way of measuring earthly-cosmic time that ceased to exist after the Spanish conquest. A violently founding event of another cultural identity: that of the Mexicans who, for that and many other events, have become the Mexicans of today. It is not only a pretext to introduce a reflection on the matrix of human time, but it is also my bet to create a time outside the current of time that recreates our identity by identifying deep-rooted habits, in a decaying value system and worldview , obsolete and perhaps even harmful. Exploring the vast unconscious territory that we ourselves are through art could bring us a new look at the world out there. And my hope is to bring up concrete solutions for ourselves.

Without wanting to, I come to synchronize this work with the new term of the contingency in Mexico, in its most virulent stage. The coordinates of my work are very simple: here and now. The work is structured in the immediacy and fluidity of the present time where all kinds of real physical factors can occur, in the most immediate context and in other more involving ones. All of this has the potential to become a constellation of events from which new foundations of a time-building consciousness can emerge.

Process art aspires to be a mutating and resignifying work: living poetry. It will be of long duration so that it has a relaxed and subtle impact on my conscience and the conscience of the spectator, witness or living person of the work. However, on this occasion, the distance, the Susana distance, imposes a challenge on me that challenges the most important aspect of art-action: the direct experience of the work with the observers. The online transmission (internet) of this piece is both challenging and adventurous, and could be horizon or mirage.

This work, as a process, cannot contemplate results, but I know that in the end it will unfold as an emergent cartography of a dialogue with myself in the latitude of various interests, emotions, visions and solutions. I think there will be surprises, revelations and discoveries for myself that will unfold in the end in a field of vestiges of what was.

On the other hand, I have decided to work with materials very close to my world of symbols and references of art, culture, history and dreams. Thus, flowers, water and fire will be the raw material that calls for a different way of doing a 210-hour confinement. But I will try to exercise in an open and new way what I have been doing for more than 25 years in privacy: writing from myself. I want to make this construction of time, a time of immersion in what I have never done and perhaps in something unknown to myself.

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© Elvira Santamaria 2016

  • Twitter Classic
  • Facebook Classic